Nuestra Historia

El 24 de setiembre de 1942, nace en Pergamino, en la tradicional esquina de Castelli y San Nicolás una empresa que marca rumbos en la ciudad en la fabricación de alimentos "Heladería La Fe", que debe su nombre al sueño de su fundadora Doña Carmen de Defrieri. Impuso a la fabricación la impronta de LA MEJOR MATERIA PRIMA PARA EL MEJOR HELADO, que los continuadores supieron mantenera la largo de la historia. Los sabores de helados se limitaban a limón, frutilla, americana, vainilla, chocolate, crema rusa y crema de la casa (con futas abrillantadas) También se elaboraban caramelos artesanales en esa época.

Posteriormente la adquiere el señor Antonio Duzdevich y en el año 1971 la compra la familia Maza, propietarios hasta el día de hoy. En esta etapa se modifica el aspecto del edificio interior manteniendo la fabricación y la fachada original y dándole así un nuevo empuje al negocio, la meta: BRINDAR AL CLIENTE SIEMPRE ALGO NUEVO Y DIFERENTE, premisa que se transforma en una constante por más de 47 años.Corriendo el año 1981 se incorpora tecnología, automatizando el proceso de elaboración y mudando la fábrica a su actual emplazamiento, separándola del local de ventas. Esto da un nuevo impulso al negocio pudiendo ampliar la oferta de productos que se elaboran. Se lanzan al mercado el alfajor helado y el cubanon; y la lista de sabores se amplía hasta los 60 que hay en la actualidad.

Se abren nuevos locales de ventas que marcan una impronta en la ciudad, como el Auto Helado y el Buffet de Helados, La cueva de Pedro en la calle San Nicolás, el delivery, el yogurt helado, el cucuruchón, etc; novedades para Pergamino y el país. En el año 2006 se construye la fábrica de Dulce de leche La Vaca Aplicada para poder desarrollar un dulce de leche acorde a las necesidades de la producción de nuestros helados, producto que obtuvo varios premios en concursos de dulce de leche organizados en el país como Suipacha Cañuelas y Mercoláctea. Hoy, la selección de los proveedores, los controles de las materias primas, un sistema de elaboración respetando las BUENAS PRÁCTICAS DE MANUFACTURA en empresas de alimentos garantizan la calidad de la amplia gama de productos que se elaboran, marcando un fuerte reconocimiento en el sector mayorista, gastronómico y de eventos.